La demanda mundial de plata aumentó un 18 por ciento el año pasado a un récord de 1.240 millones de onzas, lo que generó un enorme déficit de oferta, dijo el miércoles el Instituto de la Plata, pronosticando más escasez en los próximos años.

El mercado de la plata estuvo desabastecido en 237,7 millones de onzas en 2022, dijo el instituto en su última Encuesta Mundial de la Plata, calificando esto como «posiblemente el déficit más significativo registrado».

Dijo que la escasez de 2022 y un déficit de 51,1 millones de onzas en 2021 habían eliminado los excedentes acumulados de la década anterior y pronosticaron una mayor escasez de 142,1 millones de onzas este año.

Nos estamos moviendo hacia un paradigma diferente para el mercado, uno de déficits continuos.

Pero dijo que esto no necesariamente haría que los precios se disparen más porque, si bien los inventarios de plata visibles están cayendo, las enormes cantidades de metal en manos de individuos e inversores aún pueden llenar los vacíos de suministro.

Los precios de la plata han bajado en su mayoría desde 2020 a medida que aumentaron las tasas de interés, lo que desalentó la inversión en metales preciosos, que no ofrecen intereses.

La plata debería promediar US$21,30 la onza este año, por debajo del promedio del año pasado de US$21,73, indicó el instituto.

La demanda de plata aumentó a niveles récord de todos los principales usuarios: joyeros, industria y compradores de lingotes y monedas de plata, según el instituto.

La plata se usa en muchas industrias, incluidas la electrónica y los paneles solares, y la demanda se está expandiendo a medida que el mundo se aleja de los combustibles fósiles.

India también importó grandes cantidades de plata el año pasado, aunque la demanda debería enfriarse un poco en 2023.

Abrir chat
Hola
¿En que podemos ayudarte?